DON JUAN (CONTADO POR ÉL MISMO)

DON JUAN (CONTADO POR ÉL MISMO)

HANDKE, PETER / BARJAU RIU, EUSTAQUIO (TRAD.)

16,35 €
IVA incluido
No disponible
Editorial:
ALIANZA
ISBN:
978-84-206-4855-2

Don Juan encuentra refugio en un albergue deshabitado, próximo a las (*CR*)ruinas del monasterio francés de Port-Royal-des-Champs. Durante su (*CR*)estancia de siete días le confiesa al único habitante de estos parajes, (*CR*)un cocinero desocupado y ávido lector, las peripecias vividas en las (*CR*)siete jornadas anteriores en compañía de un criado. Aventuras con (*CR*)diversas mujeres, unas complacientes, otras vengativas, mantenidas (*CR*)cada día en lugares variopintos: desde el Cáucaso a los Países Bajos, (*CR*)pasando por Oriente Próximo, el norte de África y Escandinavia.(*CR*)En Don Juan (Contado por él mismo) Peter Handke reinterpreta de forma (*CR*)novedosa a este clásico arquetipo del engaño y el libertinaje que llegó (*CR*)hasta nuestros días de la mano de autores tan diversos como Tirso de (*CR*)Molina, Zorrilla, Molière o Mozart, entre otros. Nos esboza un Don Juan (*CR*)que fascina a las mujeres, sobre todo con su mirada, pero no es el (*CR*)seductor y libertino de antaño al que estamos acostumbrados. Es un Don (*CR*)Juan aislado, desorientado, atormentado por la pérdida de su hijo, el (*CR*)único ser al que realmente amó. Es un hombre al que hasta la presencia (*CR*)de las mujeres llega a inquietar y que, como un héroe moderno, no (*CR*)encuentra un sentido a la vida. Únicamente la pena y la desesperanza lo (*CR*)acompañan y guían en su agitado deambular por el mundo, como una (*CR*)especie de fantasma que pasea su desesperación a través de los siglos, (*CR*)cargando con el sentimiento de la muerte.(*CR*)Fiel a su divisa, Handke aprovecha las memorias de Don Juan como fuente (*CR*)de reflexión para ahondar en la ambigüedad y las diferentes facetas que (*CR*)muestra el mundo real. Lo hace con su estilo peculiar, a través de (*CR*)retratos y descripciones pormenorizadas de personajes y objetos, (*CR*)especialmente de la naturaleza, buscando el perfil más insólito y preciso, en una historia que, como la de Don Juan, no tiene fin.(*CR*)